Christopher Nassri Ortiz: presentando 'Eslabones', una nueva apuesta al sotol en Chihuahua

Con cerca de 6 mil hectáreas de tierra desértica al norte del estado de Chihuahua y en el municipio de Aldama destinadas para el cultivo futuro de Dasylirion, planta de donde el sotol es destilado, es que Fernando Álvarez Escobar, Mario Pérez Bojórquez, Luis Del Río y Christopher Nassri Ortíz en compañía del maestro sotolero Gerardo Ruelas han emprendido en alianza “Eslabones”, una nueva apuesta de sotol con inversión cien por ciento juarense


Fotografías: Ariana Bonilla


Por Ariana Bonilla


En esta ocasión pudimos conversar en entrevista para Ser Empresario con Christopher Nassri, abogado de profesión, empresario y gran aficionado al sotol desde hace ya varios años, quien nos cuenta los inicios de este majestuoso proyecto denominado “Eslabones”.

AB: Cuéntanos, ¿cómo surge “Eslabones”?

CN: Este proyecto surge hace casi cinco años atrás en una plática entre amigos como una forma de poder aprovechar nuestras raíces, compartimos esta idea con nuestras familias y se inició con los primeros planes para desarrollar el proyecto. Queríamos un producto que tuviera denominación de origen, como una nueva oportunidad de negocio.


Uno de los principales propósitos dentro de este proyecto es poder contribuir a la reforestación de esa gran cantidad de suelo desértico destinado al cultivo, lo cual a futuro nos ayudará a frenar la desertificación, capturar gases de efecto invernadero y valorizar los suelos estériles de extensas zonas del norte de Chihuahua en el que se busca demostrar las oportunidades que puede ofrecer un desierto verde.


Algo que nos encanta es que de todos los destilados mexicanos que existen, los sotoles son los más longevos y exóticos. El sotol tiene esas características que lo posicionan como la materia prima más caprichosa para procesar un destilado en el mundo, es un tesoro que a veces la gente no lo conoce y no lo valora, porque es una planta muy común, aguanta sequías y heladas, es más si les cae una helada se pone más bonito.


“Nuestra visión es lograr la proliferación de vida en medio del desierto donde es casi imposible el crecimiento de vegetación y poder llevar la grandeza del Sotol, un producto cien por ciento Chihuahuense a otras partes del mundo”

AB: ¿Quienes forman parte del equipo de este ambicioso proyecto?


CN: En total somos tres socios y dos colaboradores, personas inquietas con ideas nuevas y quienes estamos convencidos que nuestra región tiene muchísimo potencial para la producción de este destilado. Entre los socios están: Fernando Álvarez Escobar, destacado en la industria de la música y conciertos con más de 10 años de experiencia trabajado con artistas en giras de alto renombre internacional, Mario Pérez Bojórquez, exitoso empresario oriundo de esta ciudad enfocado en el ramo de los centros nocturnos y un servidor, Christopher Nassri Ortíz, de origen fronterizo Abogado en materia laboral y empresario.


Además contamos con el apoyo de nuestro socio conocedor del proceso productivo Gerardo Ruelas, Maestro Sotolero de gran trayectoria en el municipio de Aldama y propietario de “Casa Ruelas”. Asimismo contamos con la asesoría de nuestro socio financiero Luis Del Rio, quien estará llevando todos los asuntos fiscales del proyecto en los Estados Unidos.


El sotol se destila a partir de la planta conocida como Dasyrilion


AB: ¿En qué etapa se encuentra el proceso productivo de este sotol?


CN: Actualmente ya se cuenta con un primer lote de sotol de 700 botellas listas, de las cuales un porcentaje de ellas serán destinadas a nuestra reserva especial mediante su “entierro”. A poco más de 100 años del comienzo de esta tradición, el madurado en vidrio, es el arte de enterrar el Sotol estabilizado en recipiente de vidrio bajo tierra, durante 12 meses.


Este proceso se realizaba por las familias sotoleras que tuvieron prohibido producir Sotol durante los años 20’s y 30’s y de esta forma ocultarlo de las autoridades, una tradición que sigue vigente hoy en día.


AB: Muchas personas suelen pensar que el Sotol proviene de la misma planta de donde se destila el tequila (el maguey) pero no es así ¿de qué planta estaríamos hablando entonces?


CN: Así es,en el desierto del norte de México crece la planta Sotol, también conocida como Sereque. Esta planta de la familia de las nolináceas llamada Dasylirion crece de forma silvestre y ha sido fomentada durante años, tiene largas hojas fibrosas de color verde. Para la elaboración de nuestro Sotol, recolectamos plantas de más de 16 años. La parte funcional para la elaboración del Sotol es la cabeza de la planta, conocida coloquialmente como “Piña o Cabeza”.


Al ser cocida, fermentada y destilada, te dará notas herbáceas y cítricas, ganando reconocimiento entre los productores artesanales y conquistando los paladares más exigentes.


El proceso para elaborar el sotol "Eslabones" es completamente artesanal


AB: ¿Cómo es llevada a cabo el proceso productivo de “Eslabones”?


CN: Como muchos ya saben, o quizá otros no, el sotol es una bebida alcohólica de alta graduación que ronda entre los 35 y 55 grados de alcohol. El proceso para la elaborar el sotol es cien por ciento artesanal, nada industrializado, el cual consiste en recolectar y deshojar las plantas; excavar y preparar el horno; cocinar las cabezas, macerarlas y fermentarlas; destilar el producto hasta en dos ocasiones hasta dejarlo listo para su consumo.


Las plantas crecen salvajes y como malas hierbas por millones. Cuando alcanzan la madurez alrededor de 10-15 años, se cosecha esta planta de forma selectiva. Se toma solo una pequeña cantidad de plantas de cada hectárea, dejar intactos los sistemas de raíces permite que este preciado recurso permanezca salvaje y abundante para siempre. Se recortan las hojas y se asegura el corazón de la planta para transportarlo a la destilería.


“El sotol es más que un simple licor, es la historia y cultura del norte de México”

AB: ¿Cuáles son los planes futuros para este destilado?


CN: Para nosotros es importante poder comenzar con un nuevo lote de nuestro producto, sin embargo sabemos que no es una cuestión inmediata, aún hay cosas que mejorar y estrategias que seguir.


Para los socios es importante que este sea un producto de excelente calidad que pueda representar la esencia del desierto y de su proceso en cada nota. Nuestra visión es abrirnos camino en este mercado, el cual sabemos que tiene la demanda suficiente para tener éxito.


Ciudades del estado de Chihuahua y del resto de la república no son las únicas que forman parte de nuestro objetivo comercial, nuestra visión también es poder posicionarnos en ciudades de los Estados Unidos iniciando en la ciudad de Chicago donde Fernando Álvarez abrirá mercado, ya que es la ciudad en donde actualmente se encuentra.


Posteriormente en conjunto, Fernando Álvarez, Mario Pérez, Gerardo Ruelas y un servidor, tenemos visualizado comenzar con otros proyectos relacionados con esta bebida, es decir centros gastronómicos especializados en la industria del sotol distribuidos en todo el estado de Chihuahua.





36 visualizaciones0 comentarios