Crowdfunding: Vida Nueva paralas Empresas


Si mañana te dijeran que tienes una enfermedad con 65% de probabilidad de fallecer dentro de 5 años, ¿continuarías con los mismos hábitos que tienes o buscarías cambiar el rumbo de tu vida?

En México, las pequeñas y medianas empresas (“PYMEs”), representan una parte significante de la economía. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en México existen aproximadamente 4 millones de empresas de este tipo, las cuales se encuentran dentro de los sectores de manufactura, comercio y servicios privados no financieros. Dichas empresas representan la base de la economía mexicana, debido a que aportan aproximadamente el 52% del Producto Interno Bruto y generan 78% del empleo del país.

Sin embargo, a pesar de la importancia que estas representan para la economía del país, su tasa de fracaso es alta. La siguiente gráfica demuestra el porcentaje de PYMEs que fracasan después de cierta cantidad de años:

Porcentaje de fracaso de las PYMEs en México

Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Geografía



Como se puede observar en la gráfica anterior, en México, se espera que una tercera parte de las PYMEs no sobrevivan después del primer año. Lo que nos hace cuestionarnos ¿cuáles son las causas por las cuales fracasan en gran medida las PYMEs en México? De acuerdo a la empresa #CBInsights, la razón principal la cual representa el 29% del fracaso en las #PYMEs se debe a la falta de liquidez.

Lo que se traduce a que de las 4.1 millones de PYMEs existentes en México, se espera que aproximadamente 832,000 de ellas cierren operaciones en su primer año por falta de acceso a capital nuevo.

Debido a que este acceso al flujo de efectivo es altamente importante para la supervivencia de una empresa mostramos en la siguiente gráfica el destino de los créditos que suelen obtener las empresas:


Como se puede analizar en la gráfica anterior, el 77% de los financiamientos recibidos son utilizados para financiar el capital de trabajo. Esto es, para financiar los gastos vinculados a la operación diaria de la empresa, tales como: fondos para la compra de inventario, efectivo para el pago de nómina y otros gastos recurrentes.

Sin embargo, a pesar de que el financiamiento permite a las empresas expandirse y llevar sus operaciones rutinarias de manera sustentable, de acuerdo al Banco de México, solamente el 15.85% de las empresas en México tienen un financiamiento con la banca comercial y el 81.20% de las empresas no han solicitado créditos, debido a los estándares rígidos implementados por los bancos comerciales para la autorización de estos.

A continuación, se en listan ciertos requerimientos de préstamos a empresas de tres bancos con presencia nacional: #BBVA, #HSBC y #Banamex.

BBVA:

La empresa debe tener cuatro años de antigüedad.

Las ventas anuales deben ser al menos de $5,000,000.

Contar con un buen historial crediticio.


HSBC:

Estar dado de alta en Hacienda con antigüedad mínima de 2 años.

Tener ventas anuales hasta de $80,000,000 M.N.

No presentar pérdida en la declaración anual ni quiebra técnica en el último ejercicio


Banamex:

4 años de operación en el negocio.

Adicionando a estos requisitos, para facilitar la obtención de créditos, los bancos requieren estados financieros históricos, pro formas, entre otra información que los PYMEs difícilmente suelen tener dado el tiempo que llevan operando.

Por otra parte, con el fin de enfrentar este problema de obtención de capital, surgió un nuevo método de financiamiento para las empresas y proyectos de emprendimiento denominado #crowdfunding.

De acuerdo al Banco Mundial, el crowdfunding es una forma para que las empresas u otras organizaciones puedan recaudar dinero de una amplia gama de personas presentando su modelo de negocio o proyecto. A diferencia de la banca comercial, el crowdfunding disminuye las barreras de acceso a capital que suelen poner los bancos institucionales, debido a que los posibles inversionistas tienen acceso directo a la información del proyecto de emprendimiento y suelen obtener un mayor rendimiento del que pueden obtener en el mercado.

La siguiente tabla compara el rendimiento promedio anual esperado de diferentes instrumentos financieros y de entidades de crowdfunding:


El primer proyecto de crowdfunding comenzó en 1997, y no fue hasta después de la gran recesión de 2008 que las empresas de crowdfunding comenzaron a crecer exponencialmente. De acuerdo a la base de datos #Crunchbase, en el continente de América existen alrededor de 1,850 empresas dedicadas al crowdfunding, de los cuales 135 están ubicadas en Latinoamérica las cuales fondean anualmente un promedio de $17.2 mil millones de dólares americanos.

De acuerdo con #Statista, en México se ha tenido aproximadamente 4,081 campañas de inversión exitosas a través de crowdfunding con alrededor de 53,276 inversionistas. Debido a este crecimiento exponencial que ha tenido la industria de Crowdfunding en México, se ha comenzado a regular este tipo de entidad para la protección de los inversionistas. Por lo que en 2015 se formó la Asociación de Plataformas de Fondeo Colectivo de México y en 2016 se presentó el primer borrador de la Ley Fintech, las cuales tienen la intención de regular esta industria.


En México esta industria tiene menos de 10 años fondeando proyectos, y en Ciudad Juárez se encuentra la empresa de crowdfunding Análisis Empresariales y Financieros del Estado de Chihuahua, la cual tiene el nombre comercial CH Finance. Dicha empresa se dedica al fondeo de proyectos de inversión para la industria manufacturera, seguridad industrial, bienes inmobiliarios, entre otras, mediante diversos inversionistas,

Para que las PYMEs pueden ser candidatas a financiamiento por medio del crowdfunding con CH Finance es necesario plantear su proyecto ante especialistas que evalúan la viabilidad y el riesgo del proyecto ayudando así a los emprendedores en conseguir estabilidad financiera en sus proyectos.


Lic. Fernando Palacios Colmenero

Director de Finanzas

+52 (656) 375.5187

36 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo