Efectivo: Una Herramienta de Supervivencia Empresarial

El sector empresarial mexicano vive en un estado de pandemia en el cual su virus causa la desaparición de gran parte de sus empresas. De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (“INEGI”), sólo el 35% de las empresas han podido sobrevivir a esta pandemia más de 5 años. La falta de administración de flujo de efectivo es un virus silencioso que es fuente para la pandemia que está latente en nuestro sector empresarial.

De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera (“IDE”), de la totalidad de empresas que fracasan en México, cerca del 85% es causado por un fallo en el manejo de su efectivo, así como un enfoque excesivo en la utilidad de la empresa. Es por tal que es importante hacernos la siguiente pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre un enfoque de utilidad y un enfoque en flujo de efectivo? En la siguiente tabla podemos demostrar un ejemplo de la diferencia entre estos dos estados financieros:

Tabla. Diferencia de Estado de Resultados y Flujo de Efectivo


Fuente: Tabla realizada por Atzan Consultores.


Como se puede ver en la tabla previa, el estado de resultados (“P&L” por su acrónimo en inglés) demuestra la habilidad de una empresa para generar utilidades y el estado de flujo de efectivo demuestra la habilidad de una empresa para administrar su efectivo. Es importante tener conciencia de estas diferencias, debido a que los ingresos y gastos en el estado de una empresa se registran cuando se genera una factura y no necesariamente cuando se hace el uso del efectivo al cobrar o pagar.

Aunque ambos de estos reportes son importantes para tener una imagen completa de la salud financiera de la empresa, el estado de resultados no responde a varias de las cuestiones que son esenciales y que si se pueden ver en el estado de flujo de efectivo. Nos encontramos con preguntas como:

  • ¿Cómo es la cobranza de tus clientes y sus días de crédito?

  • ¿Qué tanto se están aprovechando los días de crédito que se tiene con los proveedores?

  • ¿Qué activos fijos ha adquirido la empresa en periodos específicos?

  • ¿Cuánto dinero se ha recibido de instituciones financieras por medio de créditos o préstamos y cuánto es lo que efectivamente pagas a estas instituciones?

Aunque el flujo de efectivo es esencial para la supervivencia de una empresa, el 80% de las empresas mexicanas desconoce cómo administrarlo. Es por esto que a continuación hablaremos de tres áreas importantes que se deben cuidar y medir para tener un flujo de efectivo saludable.

Capital de Trabajo

El capital de trabajo son aquellos recursos que requiere una empresa para poder operar de forma continua. Generalmente el enfoque de capital de trabajo se divide en tres diferentes categorías: cuentas por cobrar, cuentas por pagar e inventario. A continuación, se enlistan diferentes estrategias que se deben realizar para tener un buen capital de trabajo:

Cuentas por Cobrar: Las crisis económicas de 2008 y la provocada por el COVID 19 disparó incumplimientos de pago de los clientes, por lo que empresas disminuyeron los días de crédito a sus clientes. Es importante que para otorgar crédito a clientes se tengan procesos cualitativos que permitan analizar la situación de estos. Dichos procesos permiten disminuir cuentas incobrables, y al mismo tiempo estandarizar los términos de pago por situación de clientes.

Cuentas por Pagar: Empresas con mayor control de efectivo pueden aumentar la relación con sus proveedores al estar pagando en tiempo y en forma. Esta confianza generada puede llevar a aumentar los días de crédito otorgados por proveedores, lo cual genera un capital de trabajo con mejor salud y mayor capacidad de maniobra.

Inventario: Es importante analizar si los niveles de inventario que se tienen actualmente son los adecuados para la empresa. Teniendo un nivel excesivo de inventario puede llevar a que una gran cantidad de este sea obsoleta, adicionalmente puede incrementar innecesariamente los gastos de almacenaje. Por otra parte, una cantidad mínima de inventario puede llevar a niveles altos en los gastos de envío de proveedores y puede dañar la relación con clientes al no tener inventario disponible a tiempo. Es por tal que se debe medir ambos de estos componentes para tener un nivel óptimo de inventario.

Gastos Operativos

De acuerdo con un estudio de IDE, las empresas que comienzan a realizar proyecciones y análisis de gastos, tienden a generar una disminución promedio del 12.50% de los mismos dentro de las primeras cuatro semanas.

Es por esto por lo que se recomienda proyectar los gastos a finales de cada mes por los meses restantes del año. Recomendamos que se analice semanalmente esta proyección para ver cuáles gastos se están cumpliendo, cuáles están sobrepasando y cuáles no son necesarios. Realizar análisis de este tipo permite que una empresa pueda disminuir gastos innecesarios y poner un alto a salidas superfluas de efectivo.

Compras de Activo Fijo

Administrar la compra de activo fijo (“CAPEX” por su acrónimo en inglés) es otra de las áreas clave para el crecimiento sustentable de una empresa. El activo fijo: tal como edificios, maquinaria, software, vehículos e intangibles son esenciales para el crecimiento de una empresa ya que permite incrementar la productividad de esta. Sin embargo, si se realiza un exceso de compras de activo fijo la empresa puede comenzar a tener una escasez de efectivo.

Dicho lo anterior, a continuación, enlistamos 3 recomendaciones para tener una administración óptima de compra de activo fijo:

  1. Clasificar futuras compras con base en su posible retorno de inversión. Esto es, se debe realizar un análisis de inversión y aquellas que generan un mayor rendimiento futuro para la empresa deben ser la prioridad.

  2. Una vez realizando las compras prioritarias, se debe medir continuamente el rendimiento adicional que estos generen para la empresa.

  3. En caso que se detecten inversiones que no están logrando el rendimiento esperado, rápidamente se debe reasignar el recurso utilizado.

Es importante también recalcar que la crisis económica causada por COVID 19 solamente exaspero esta pandemia financiera que ya existía en las empresas mexicanas. A pesar de que analizar y administrar el flujo de efectivo puede ser una tarea desalentadora y poco común en las empresas, está comprobado que realizando estas estrategias se disminuirá significativamente la probabilidad de que tu empresa no sea parte de la estadística de las empresas que desaparecen en sus primeros años.

Lic. Fernando Palacios Colmenero

Director Financiero de Atzan Consultores



1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo