FECHA CIERTA DE LOS CONTRATOSIMPORTANCIA FISCAL

Adriana Rodríguez Carreón

Contador Público Certificado

cpc.adriana.rodriguez@gmail.com


Según la definición

que da la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (PRODECON), son requisitos que deben cumplir los documentos privados para acreditar el cumplimiento de obligaciones fiscales, tratándose del ejercicio de las facultades de comprobación.


Simulación de operaciones.


En México es común que las personas morales o físicas simulen actos de comercio (compraventa de productos o prestación de servicios) con el único fin de la evasión fiscal. Estas operaciones suelen implicar una transferencia de recursos económicos y así la facturación correspondiente sin la prestación de un servicio o la venta de un producto.


Cuando el Servicio de Administración Tributaria (SAT) al ejercer sus actos de comprobación fiscal (auditoría), es común que solicite la documentación comprobatoria. Esto debe sostener que una o varias operaciones del contribuyente fueron reales y no simuladas. Generalmente los contribuyentes revisados intentarán presentar documentos (contratos) que sustenten la operación. Sin embargo, el argumento del SAT es que no hay manera de saber si estos documentos existían cuando se realizó la operación. Tampoco si las partes los crearon y firmaron cuando fueron notificados de la auditoría poniéndoles una fecha anterior.


Anteriormente, cuando un contribuyente presentaba un documento y el SAT dudaba de su temporalidad, era el SAT quien debía presentar pruebas para desmentir la fecha. Ahora, el SAT está exigiendo que sean los contribuyentes los que tengan que demostrar que la fecha de los documentos que sustentan una operación es cierta.


¿Que debe cubrir el documento para que cumpla con el requisito de fecha cierta según el SAT?


Dejando fuera la discusión jurídica sobre si la autoridad fiscal debería poder o no exigir que la fecha en un documento privado sea cierta, muchas empresas y despachos fiscalistas están percibiendo escenarios donde todos los contratos deben firmarse ante notario. Evidentemente esto sería inviable tanto por el costo como por el impacto operativo.


La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha emitido diversas tesis en las cuales menciona las características que deben cumplir los documentos privados para que cumplan con el requisito de Fecha Cierta, las cuales se mencionan a continuación:


  1. Inscripción en el Registro Público de la Propiedad. Cuando se inscribe un contrato en el Registro Público de la Propiedad en la localidad (previo pago de derechos), este adquiere Fecha Cierta.

  2. Muerte de uno de los firmantes. Si una de las partes fallece, se establece que el contrato tuvo que ser firmado antes de su muerte, cubriendo así el requisito.

  3. Presentación ante un fedatario público. Los notarios y corredores públicos están investidos de fe pública. La fecha en que un contrato se firme y protocolice ante un fedatario público tiene carácter de cierta.


De ellas, la primera y la tercera son muy claras y costosas: inscribe el contrato en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio (que además elimina la privacidad) o firma ante notario. La segunda es ilustrativa y afortunadamente no se aplica en la mayoría de los casos, ya que requiere la muerte de uno de los firmantes.


Con el requisito de la Fecha Cierta se está adicionando un requisito a los documentos que integran la contabilidad del contribuyente, que no está establecido en las disposiciones fiscales; sin embargo, se pretende dar certeza a los actos efectuados por los contribuyentes, evitando defraudación o actos dolosos en perjuicio del gasto público.



Conclusiones:


  • El dar fecha cierta a los documentos con implicaciones fiscales incrementa los costos administrativos de los contribuyentes, sin embargo, es una medida que debe tomarse a efecto de evitar contingencias futuras.

  • Otro medio que me parece idóneo para dar Fecha Cierta a los actos con implicaciones fiscales, es a través del Buzón Tributario. Como sabemos, a partir de marzo y abril de 2020, los contribuyentes estuvieron obligados a habilitar esta herramienta y mantener actualizados los medios de contacto. Al respecto, diversos especialistas coinciden en que el Buzón Tributario tiene todas las atribuciones para que en determinado momento la autoridad pida que los documentos fiscales de los contribuyentes sean ingresados a tal plataforma. Al día de hoy, los contribuyentes pueden subir a su Buzón Tributario todo tipo de contratos y documentos; por ahora, esto es solo una posibilidad y no una obligación. Por ello, considero que la autoridad fiscal buscará, en forma paulatina, que en un futuro cercano pueda darse Fecha Cierta a los actos con implicaciones fiscales que se consignen e incorporen en esa herramienta.

  • Como se mencionó anteriormente, existen distintas formas de dar Fecha Cierta a los actos o documentos, pero la manera más rápida y eficiente, en la mayoría de los casos, es tramitar una copia certificada ante los Notarios o Corredores Públicos, en donde el costo es accesible, pero puede variar dependiendo del Fedatario y la Entidad Federativa.

  • La autoridad fiscal independientemente del requisito de Fecha Cierta, tal y como lo establece la Jurisprudencia, deberá realizar el análisis y valoración en conjunto de todas las demás pruebas que aporte el contribuyente, por lo que no debería ser afectado examinando únicamente los documentos privados que no cuenten con Fecha Cierta, sino que deberá de examinar y analizar la demás documentación aportada por el contribuyente de la que se advierta la existencia y legalidad de los actos. No debe depender de un elemento de prueba como lo sería la Fecha Cierta, según el muy pobre criterio de nuestro Máximo Tribunal.


4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo