Las políticas industriales, un paradigma sobre el desarrollo de la industria nacional en México

Erika Donjuan Callejo y Miguel A. Cervantes G


Desde hace 20 años existe un paradigma en Chihuahua y en los estados donde se concentran empresas #maquiladoras, sobre el rol que debe tener el gobierno para generar innovación, y este cuestionamiento surge por el rol que ha jugado la maquiladora en sus economías.

La idea principal es que desde que empezó la maquiladora en los 1960, México ha continuado en ser un país maquilador, y no ha transitado como los tigres asiáticos, los cuales eran más pobres que #México en los años 1960s. Ya que si bien las empresas maquiladoras han creado fuentes de empleo en las ciudades dónde se han localizado en México, han capacitado a sus trabajadores, han impulsado hasta cierto punto el desarrollo y la transferencia de #tecnología y han desarrollado alrededor de ellas la proveeduría (principalmente indirecta). Genera cierta frustración que, a casi 60 años de la llegada de la primera maquiladora, aún no se ha desarrollado la #proveeduría de insumos directos al proceso de producción y porqué no decirlo, no se han desarrollado nuevas empresas industriales de origen de capital nacional y de alta tecnología.

Un claro ejemplo de esta frustración se puede ver al observar cómo en Juárez una de la ciudades importantes con industria extranjera concentrada, solo ha logrado a través del tiempo tener un 3% o menos (y que año con año parece reducirse más) de participación en el mercado de proveeduría de insumos directos nacionales en las compras de las maquiladoras que están ubicadas en esta ciudad fronteriza.


Esta frustración de ver el desarrollo económico e industrial de los tigres asiáticos, ha iniciado la reflexión de porqué México se ha quedado atrás, y surge la interrogante de cómo México podría transitar a industrias más sofisticadas. Desafortunadamente se hace una mala lectura de los tigres asiáticos, con hipótesis falsas o parciales, lo que ha conducido a través del tiempo a recomendaciones erróneas que solo conducen a mayor frustración, y se transita a un círculo vicioso de reflexión. Aunado a esto se hace una mala lectura del ejemplo de China, y se sugiere como ejemplo a emular en México.

Con estas ideas nace un nuevo paradigma en el estado de Chihuahua que ha surgido de un amasijo de ideas nada claro, con varios errores teóricos y conceptuales. En este nuevo paradigma se dice que ya no se debe atraer a cualquier maquiladora, que solo vengan a “expoliar la mano de obra”, y condenar a los trabajadores a empleos de bajos salarios, dicho de otra forma, se le pide al gobierno implementar una política industrial selectiva. Se agrega el supuesto ejemplo de China, en el cual China solo se enfocó en atraer a empresas de alto valor agregado, y se les exigió a las transnacionales que hicieran transferencia de tecnología.

En esta tesitura se recomienda que el gobierno aplique políticas industriales y que sólo atraiga a empresas de alto valor agregado, alta tecnología, que ofrecen altos salarios, y solo empresas de alta tecnología y no más industrias intensivas en mano de obra. En el discurso se habla de pasar de la manufactura a la mente factura.

Es por ello y de vital importancia que se observe que el éxito de los tigres asiáticos Hong Kong, Singapur, Corea y Taiwán que empezaron en un nivel más bajo que México y que han tenido crecimientos altos sostenidos que les ha permitido entrar al club de los países desarrollados. Ese éxito, tiene la característica de que estos países tienen #economíasdemercado. Hong Kong y Singapur han tenido sistemas de libre mercado a ultranza, esto quiere decir #librecomercio con arancel cero, bajas barreras no arancelarias, bajos impuestos, facilidades para establecer empresas, atracción de inversión extranjera. Hong Kong y Singapur no tuvieron ninguna política industrial selectiva. Por otra parte, Corea y Taiwán han tenido economías de mercado, pero no al extremo como Hong Kong y Singapur. Por ejemplo, Taiwán y Corea tuvieron intervenciones del gobierno en forma de apoyos a la exportación, créditos, políticas industriales.


No hay consenso sobre las intervenciones y su eficacia, el consenso que hay es que el enfoque estaba hacia los mercados de exportación con metas claras de desempeño, y además que se mantuvo una política macroeconómica sana. El Banco Mundial indica que las políticas de promoción de exportación ayudaron, pero no las políticas industriales. Al final del día, Hong Kong, y Singapur han tenido un desempeño superior a Corea y Taiwán. En el ranking de libertad económica del Instituto Fraser Hong Kong tiene el lugar 1ero, Singapur 2do, Taiwán 16, Corea 36. Como Hong Kong y Singapur han tenido a través de los años mayor #libertadeconómica, el nivel de desempeño ha sido mayor, y mejor nivel de vida. Hoy por hoy el PIB per cápita en dólares del 2010 de Hong Kong es de $37928 USD, Singapur $58829 USD, Corea $28675 USD.


El caso de China se trata aparte ya que no se considera a los tigres asiáticos. Desde 1979 China empieza a tener una pequeña apertura a los mercados, e inversión en las zonas libres. Los pequeños cambios culminaron con la entrada a la #OMC. China está muy lejos de tener una economía libre. En el reporte de libertad economía mencionado arriba, China tiene el lugar 124 de 162 países. Es una nota muy mediocre, pero mejor que en 1979 cuando la economía era cerrada al comercio y todas las empresas eran de estado, y era imposible para un ciudadano común tener un pequeño negocio o una parcela de tierra. Podemos decir que China pasó de políticas económicas nefastas a políticas económicas mediocres.


El éxito de China actual no es el resultado de grandes estrategias y políticas industriales, ni porque el gobierno decidió solo invitar a empresas de alto valor agregado que pagan altos salarios. El crecimiento de China es el resultado que el gobierno ha dejado espacios libres a la iniciativa privada, no porque el gobierno haya vaticinado cuales serían las #empresas del futuro. No debemos olvidar que el PIB per cápita de China es inferior al de México situándose en $8255 USD contra $10266 USD. Así que sería incoherente poner como modelo a China para México.


Las cacareadas políticas industriales de China no han resultado en mayor valor agregado, el cual es similar a la maquiladora mexicana. Por ejemplo, el iPhone que se ensambla en China y que se vende en $600 USD en el mercado, el valor agregado de China es solo de $6.54 USD, menos del criticado 2 por ciento del valor agregado de la maquiladora mexicana.


Esto sin lugar a dudas nos lleva a reflexionar ¿Cuál debe ser el rol de gobierno para generar desarrollo economía y fomentar la innovación? El sector empresarial y académico han sugerido de buena fe que el gobierno apoye con políticas industriales a ciertas industrias, lo cual lleva a un rol mayor intervención del gobierno en la economía y por ende mayor confusión intelectual. Es por esto que buscamos salir del paradigma e inspirarnos en los trabajos de Daniel L. Bennett y Boris Nikolaev sobre la incidencia de la libertad económica sobre la innovación y el desarrollo.


Para lograr el éxito industrial en México, no es necesario buscar el hilo negro, tan solo basta con darse un paseo por la historia y ver que han hecho las economías más exitosas a través del tiempo y se llegará a una conclusión muy clara: existe una correlación entre libertad económica y el progreso de los países y el bienestar de su población. Los países que han dado la libertad a las empresas y empresarios de producir, emprender y desarrollar sus ideas, surge siempre la innovación, por eso, porque la innovación es descendiente de la libertad económica. Las investigaciones de Benett y Nikolev (2019) arrojan que mayor libertad económica crea más innovación. Estos autores hicieron una correlación entre el ranking de libertad económica del Fraser Institute y el índice global de innovación del Cornell, INSEAD, WIPO, encontraron que la mayor capacidad de innovar depende de la libertad económica. Bjørnskov, C., y Foss, N.J. (2012) también han encontrado que la libertad económica promueve el empresariado y el crecimiento.


Si se observa a los tigres asiáticos, los indicadores muestran que ha existido una consistente política económica basada en la flexibilidad, buscando enfocarse hacia afuera con un modelo exportador y de creación de industrias de punta, con bajo proteccionismo, pero con altos niveles de consenso hacia la intervención que hace el gobierno con los industriales. Es decir, las políticas comerciales, financieras e industriales no están en choque con los empresarios, sino en armonía.



Y en muchas ocasiones los gobiernos mexicanos a través del tiempo parecen totalmente contrarios a este principio fundamental y parecen poner cada día más trabas al emprendedor y a la empresa, con menor libertad de acción, regulaciones excesivas, trabas y altos impuestos y tasas arancelarias. Las principales barreras para el crecimiento de la industria nacional, son muchas veces, las barreras que establece el gobierno. El rol del gobierno debería ser de impulsar y promover el desarrollo industrial, a través de facilitar las actividades empresariales, proveyendo de mayor libertad al empresario y emprendedor, siendo vigilante del cumplimiento de los contratos y reglas establecidas.


En conclusión, el rol del gobierno es crear las condiciones para el crecimiento económico e inversión, pero nunca a hacer juicios de valor sobre qué empresas deben traer al país. El rol del gobierno es reducir los costos de transición y crear las condiciones para que el desarrollo empresarial esté abierto a todos. Entre mayor inversión y crecimiento, las empresas suben la demanda por los trabajadores, lo cual pone presión sobre los salarios y hace que las empresas inviertan más en los trabajadores. La historia económica nos ha enseñado que una economía de mercado aplicado en el sector industrial y en cualquier sector fomenta la competitividad, obliga a las industrias a especializarse, mejorar e innovar para competir con el mundo y por el contrario la protección y selectividad del gobierno, crea empresas y empresarios ineficientes, sin capacidad de competir en el mundo.



164 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo