Mujeres líderes en la frontera: Silvana Fernández, activista y defensora de los derechos humanos

Originaria de Ciudad Jiménez, Chihuahua, pero adoptada por esta frontera desde hace 10 años, Silvana Fernández Meléndez llegó a Ciudad Juárez con una maleta de ilusiones y sueños por cumplir


Fotos: Ariana Bonilla


Por Ariana Bonilla | Instagram: @arianabonilla_


Originaria de Ciudad Jiménez, Chihuahua, pero adoptada por esta frontera desde hace 10 años, Silvana Fernández Meléndez llegó a Ciudad Juárez con una maleta de ilusiones y sueños por cumplir. Su desarrollo profesional ha sido dentro del servicio público tanto del estado como del municipio como promotora y defensora de los Derechos Humanos. En esta ocasión tuvimos oportunidad de conversar con ella para conocer un poco más sobre su labor y los retos más importantes a los cuales ha tenido que hacer frente en esta travesía en la búsqueda de una sociedad igualitaria y respetuosa de los derechos de las personas.


¿De qué forma consideras que se deben de impartir los Derechos Humanos?

Como Licenciada en Educación estoy convencida que una educación basada en los derechos humanos debe de estar presente desde la niñez, reforzarse en la adolescencia y practicarse en la vida adulta con las nuevas generaciones, para que éstas puedan continuar con la construcción de sociedades menos desiguales y un mundo más humano para todas y todos.


¿En qué sentido has podido participar en la difusión de estos derechos?

He tenido la oportunidad de promover los derechos humanos en todos los ámbitos posibles, en el sistema educativo, en el sector empresarial, asociaciones civiles, en el servicio público de la federación, del estado y del municipio, sin embargo, esta tarea nunca termina, la historia de la humanidad cuenta historias de personas, comunidades y naciones enteras que han luchado para hacer de este mundo un lugar con mayores libertades, justicia, equidad y tolerancia.


¿Cuál consideras que ha sido tu misión a lo largo de tu trayectoria en esta área?

A mis 32 años de edad he comprendido que mi misión en la vida es utilizar el poder de mi voz para generar conciencia en una nueva perspectiva en la que antes de vernos con etiquetas sociales, culturales e ideológicas se anteponga la dignidad de cada ser humano en un mundo de diversidad.


¿Qué representa para ti, estar al frente de una institución tan significativa en Ciudad Juárez?

Hoy en día estar al frente del Centro de Justicia para las Mujeres “Maricela Escobedo Ortiz” significa un gran reto y una enorme responsabilidad para acompañar a las mujeres víctimas de violencia en la búsqueda de la justicia. Simplemente no puedo fallar, detrás de mí hay miles de mujeres que han luchado para que este espacio fuera creado por y para las mujeres.


"Como mujer, profesionista, mamá y servidora pública tengo la firme convicción que estar en el camino de los derechos humanos es dejar huella en un presente y en el futuro. Sea cual sea mi trinchera, esa será mi aportación y mi propósito de vida”

¿Qué impacto crees que puedas tener con las nuevas generaciones?

Ahora más que nunca estoy convencida de la gran tarea que tenemos para las nuevas generaciones. Las niñas de hoy tienen que ver a mujeres independientes, autónomas, líderes, tienen que saber que sus capacidades y habilidades van mucho más allá de los estereotipos que nos han impuesto y sobre todo tienen que saber que son capaces de transformar el mundo.


Como mamá de un niño también tengo un compromiso enorme, educarlo desde la crianza positiva, sin estereotipos y roles de género, es el proyecto más importante de mi vida porque estoy formando a un ser humano y no sé si algún día tenga una evaluación final como mamá pero si estoy segura que cada una de mis acciones tienen un impacto en su vida.


¿Para ti, qué significa ser mujer?

Ser mujer es tan diverso, tan subjetivo, cada quien le da un significado según el contexto en el que se vive, para mí ser mujer significa inteligencia, talento, poder, sabiduría, fortaleza, pero también miedo, frustración, dolor, somos un conjunto de lo que la sociedad nos permite ser y sentir. e


196 visualizaciones0 comentarios