Pon tu patrimonio en buenas manos con un asesor inmobiliario

Comprar o vender tu casa o tu propiedad es un proceso delicado que requiere de los conocimientos de un asesor inmobiliario con el respaldo de una empresa sólida en bienes raíces, que te dé la tranquilidad de que tu patrimonio está protegido y en buenas manos.


Los escenarios para la compra o venta de un inmueble son muchísimos y cada caso tiene sus propias características que obligan al asesor inmobiliario a abordarlos con absoluto profesionalismo, sensibilidad y prudencia.

Gracias a la creencia popular, pensaríamos que son las parejas de recién casados las que en su mayoría adquieren las casas nuevas para formar su patrimonio.

Aunque no necesariamente es así, ya que, en muchas ocasiones, el proceso de compra o venta de un inmueble debe ser realizado con absoluta delicadeza ya que se puede tratar de un divorcio en el que los excónyuges no saben qué van a hacer con su casa, o bien, parejas que contraen segundas nupcias y necesitan asesoría para revisar su segundo crédito para vivienda.

Incluso, podría ser una persona que quiere poner a la venta su propiedad para heredar en vida a sus hijos y así evitarles problemas o litigios legales cuando ya no esté.

En cualquiera de los casos, la mejor recomendación es que los interesados no afronten solos esta situación y se pongan en manos de un asesor inmobiliario que cuente con el respaldo de una empresa sólida y con experiencia en bienes raíces.

EL ABC DE LOS AGENTES INMOBILIARIOS

¿Qué es un agente inmobiliario?

Un asesor o agente inmobiliario es un profesional dedicado a prestar servicios de asesoramiento y gestión de todo aquello que se relacione con la compraventa de bienes inmuebles con el propósito y objetivo de concretar ventas.

¿Qué hace un agente inmobiliario?

Buscar las opciones de inmuebles en el mercado que más se ajusten a las características que buscas en una casa, y a tus necesidades y capacidades de pago. También, te ayudará a elegir el crédito hipotecario más conveniente para ti según tu propósito y tu situación económica, y por último se ocupará de todos los trámites necesarios.

¿Cuáles son sus funciones?

Encontrar el inmueble ideal para sus clientes, llevar a cabo la negociación para concretar ventas y encargarse de todas las cuestiones administrativas como la redacción de contratos, tratar con la notaría, y ocuparse del papeleo, trámites y todos los aspectos legales involucrados.




2 vistas0 comentarios