Rusia bajo Putin, ¿defensora de la civilización?

¿Es en verdad el presidente de la Federación de Rusia un promotor de los valores civilizados, como aseguró hace tiempo?


Foto: Tomada de CNN


Por Érika Donjuán Callejo y Miguel Cervantes


Cuando uno ve a gente de izquierda con T-shirts, parafernalia del Che Guevara, da cierta repugnancia y hasta incredulidad por el hecho que el Che fue un asesino, y sin embargo tiene tantos admiradores. Sin embargo, hay también gente que defiende al “capitalismo” y “la libertad del individuo” que tiene sus taras ideológicas. Recientemente Vladimir Putin ha hecho declaraciones posicionándose como defensor de los valores de la civilización.No es nada nuevo, Rusia ha utilizado desde hace siglos la geopolítica de la cultura eslava, presumiendo ser excepcional, que Occidente ha caído en decadencia para justificar su expansionismo.

Sin embargo, más allá de las declaraciones de Vladimir Putin es que gente con una mentalidad “capitalista” admire a Putin; no es extraño ver a algunos de ellos que reenvían videos en Facebook donde Putin es muy agradecido con su maestra. Tampoco es extraño verlos distribuir videos donde Putin dice que la civilización occidental esta en decadencia y él se fanfarronea de ser el defensor de los valores civilizatorios.

La pregunta que surge es si realmente la administración de Putin representa los valores de la civilización.

Es menester recordar el asunto de Yukos, donde uno de los rivales políticos de Putin fue encarcelado injustamente por una venganza personal, y la empresa fue absorbida por la empresa estatal. Ya se olvidó la invasión y anexión de una parte de Ucrania. La ocupación de Abjasia y Osetia de Georgia. La interferencia de Transnistria. El expresidente de Georgia, Mikheil Saakachvili indica que la geopolítica de Rusia es evitar tener vecinos prósperos, y busca tener economías pobres en sus fronteras para mantener el control geopolítico. Esta geopolítica rusa no representa los más altos valores humanistas.

¿Es Rusia un ejemplo a seguir?


Hay preguntas que deben contestarse claramente. ¿Es la economía rusa un ejemplo a seguir como modelo en la tesitura de la economía? ¿Tiene Rusia las mejores prácticas? ¿Tienen sus habitantes un alto nivel per cápita? ¿Gozan sus habitantes de un alto nivel de vida? ¿Está Rusia abierta a la inversión?

Revisemos algunos indicadores de Rusia para mostrar que no es un país desarrollado, lo sería si tuviera más libertad económica, sus inmensas riquezas naturales podrían ser fuente de prosperidad, y sería el país más rico del mundo si tuviera el libre mercado.

En primer lugar, el tema de la corrupción en Rusia se ha intensificado a través del tiempo, en el Índice de Percepción de la Corrupción ocupa el lugar 138 de 180 países. Esto lo coloca en el grupo de países en los que su población percibe una “alta corrupción” de sus gobiernos.

Otro indicador es el PIB per cápita, de acuerdo con el Banco Mundial, en 2018 era de $11 mil 288.9 dólares, muy por debajo de los países que suelen tener mayor libertad económica como por ejemplo Suiza que en ese mismo periodo fue de $82 mil 796.5, los países bajos con $53 mil 024.1 o Hong Kong con $48 mil 675.6; incluso está muy por debajo de países como España y Grecia. Los datos indican que sus habitantes tienen un bajo nivel de vida con relación a este indicador.

Democracia y derechos humanos


¿Democracia? Rusia no es para nada un país democrático y no es una simple afirmación, hay indicadores que lo confirman. Por ejemplo, la revista The Economist analiza 60 indicadores de la calidad de la democracia en 167 naciones y la calificación de Rusia es como “autoritario” comparable a los resultados de China y Venezuela y este indicador que va del 0 al 10, sigue deteriorándose a través del tiempo, fue de 5.02 en 2006 (año en el que inició a medirse) y para 2017 ya era de 3.17.

En lo que respecta a la libertad de prensa en el país ruso, tampoco obtiene los mejores indicadores, incluso la organización Amnistía Internacional ha denunciado en diversas ocasiones que los medios de comunicación están sometidos al control del Estado (ver los informes 2017-2018). Por otra parte, en el Índice de Reporteros sin Fronteras del año 2019 sobre la clasificación mundial de la libertad de prensa Rusia ocupa el puesto 149 de 180 países, por ejemplo, Estados Unidos ocupa el 48, España el 29 y en los primeros cuatro lugares están Noruega, Finlandia, Suecia y los países bajos.

En lo social, la discriminación y poca aceptación de minorías como los extranjeros y los migrantes son también un tema del que no debe perderse de vista.

Andrei Illarionov Senior Fellow en el Instituto Cato, indica que hay 3 importantes fechas en los últimos 30 años. Desde la caída de la Unión Soviética hasta 1998 Rusia sufrió una gran depresión, donde el PIB se redujo por 48 por ciento. De 1998 hasta 2008 por un periodo de 10 años hubo crecimiento económico sin precedentes. En ese periodo el PIB dobló en una década, con un crecimiento promedio del 7 por ciento. Desde el 2008 hasta ahora ha habido un estancamiento. En el primer periodo el gasto de gobierno aumentó sin precedentes, la inflación llegó a 2000 por ciento. En el segundo periodo Andrei estaba en el gabinete económico, y promovió reformas de libre mercado, se redujeron los impuestos, se introdujo un impuesto único, se hicieron reformas en el mercado de trabajo, de pensiones, de la tenencia de la tierra. Se hizo una desregulación, desmonopolización, y la integración de Rusia en los mercados internacionales. En el tercer periodo de estancamiento Rusia empieza las aventuras militares, y la agresión a Georgia. Hay un retroceso en las reformas de libre mercado, y por las aventuras militares aumentó el gasto de gobierno a un nivel sin precedentes, lo cual ha reducido el rol de la iniciativa privada.

Rusia en el ranking de libertad económica


Es importante ver el ranking de libertad económica del Instituto Fraser. En este ranking Rusia tiene una nota de 6.78/10 y se encuentra en el lugar 85 de 162 países.

En el primer componente tamaño del gobierno Rusia tiene una nota de 6.33/10. Las debilidades en este componente son el alto consumo del gobierno, los altos subsidios, y los activos del estado. Por otro lado, tiene una variable positiva que es un impuesto sobre la renta personal máximo de 13 por ciento, uno de los más bajos del mundo.

En el segundo componente, sistema legal, Rusia tiene una nota de 4.8/10. Esto se debe a su pésimo desempeño, ya que hay poca independencia judicial, existe baja protección a los derechos de propiedad. Sin un sistema legal íntegro no es posible tener un alto desempeño económico. Lo peor, que la nota ha venido disminuyendo.

En el tercer componente, moneda sana, Rusia tiene 9.3/10. Es una de sus mejores notas ya que la inflación y variación de la inflación han venido bajando. Además, hay facilidad de tener cuentas en moneda extranjera.

En el cuarto componente, libre comercio, Rusia tiene una nota mediocre de 6.8. Esto se debe a la alta dispersión arancelaria, barreras no arancelarias, restricción de la inversión extranjera. Lo cual nos indica que Rusia no es un país globalizado, con poca integración a las cadenas de valor mundiales. Las agresiones contra Ucrania y Georgia no facilitan el comercio internacional. Además de tener sanciones económicas de la Unión Europea por dichas agresiones.

En el quinto componente, regulaciones crediticias, laborales y empresariales Rusia tiene una nota de 6.6/10. Esta nota es mediocre porque los bancos de estado siguen dominando el mercado, las regulaciones laborales son rígidas además de tener la monserga del servicio militar obligatorio. Por otro lado, abrir empresas en Rusia es fácil, sin embargo, una vez abierta la empresa, la carga regulatoria es pesada e imprevisible, existe la corrupción para poder operar una empresa.

Conclusiones


En resumen, los ciudadanos rusos no son libres de tomar sus propias decisiones económicas. La libertad económica está amenazada por el mismo gobierno y las clases privilegiadas a través de regulaciones restrictivas, barreras al comercio, el peso de empresas de gobierno, corrupción y un débil imperio de la ley.

Un país con altos niveles de corrupción, autoritario y sin democracia, sin una verdadera libertad de prensa, con indicadores de baja libertad económica y calidad de vida no puede ni debe ser el ejemplo para seguir por ninguna nación. No debemos dejarnos llevar por las verdades ocultas y a medias, que tratan de vendernos una nación rusa como un digno representante de los valores de la civilización. e



Erika Donjuan Callejo es doctora en Desarrollo Económico y Sectorial Estratégico por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (México) y maestra en Ciencias Económicas. Obtuvo su licenciatura en Economía por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (México).

Miguel A. Cervantes obtuvo su título en la Universidad de Texas en el Paso, es catedrático de economía internacional en la Burgundy School of Business de Francia. Cervantes fue economista del Fraser Institute en Canadá y tiene interés en la investigación sobre la libertad económica y su incidencia sobre el bienestar de las personas.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo